Gravedad de los Golpes en la Cabeza

Dr. Alberto Ayala Moran

Urgencias
2017-03-11

Los golpes en la cabeza o traumatismos craneoencefálicos (TCE) son muy frecuentes en nuestra agitada y compleja sociedad

Hablamos de los accidentes en casa, en el trabajo o de tránsito. Cuando éstos suceden, nos preocupa saber que tan severos son, qué consecuencias tienen y cuando debemos acudir al médico.

Podríamos dividir, en general, a los golpes en la cabeza como Baja Velocidad, Caídas de poca altura, Golpes con objetos que pueden ser de mucho impacto o peso pero de poca velocidad, y Alta Velocidad, Accidentes viales, Proyectiles de arma de fuego.

Entre mayor sea la velocidad del golpe, mayores son los daños al cerebro. El cráneo es el que defiende y protege al cerebro, así los golpes de poca velocidad dañan frecuentemente a esta “caja protectora” , provocándole fracturas que no necesariamente reflejan un daño importante al cerebro. Por ejemplo, cuando cae un niño de la cama, en ocasiones pueden tener una fractura lineal, pero eso no se refleja en la función cerebral que puede ser normal (obviamente, el niño llora y tiene dolor e incluso, puede vomitar , pero no necesariamente es grave), de hecho la mayoría de los accidentes graves o con daño cerebral, no se acompañan de fracturas, ni de heridas en la piel, los denominamos TCE Cerrados.

Para ser prácticos, lo que debemos hacer ante un golpe de cabeza que consideramos importante, es evaluar las condiciones del accidentado, para lo cual tenemos una escala muy sencilla denominada Escala de Glasgow, que valora tres cosas: La apertura palpebral (de ojos), si tiene los ojos abiertos es norma, y si los tiene cerrados y no los abre ni al hablarle ni cuando movilizan energéticamente o le produce dolor, significa que esta inconsciente ( en coma). El lenguaje: cuando le preguntan algo responde bien y sin problemas, está orientado, sabe que le sucedió, etc…, o bien, que está confuso, o peor, que solo responde con sonidos o bien no responde ni cuando lo estimulan energéticamente o con dolor. La respuesta motora: obedece órdenes como : abre la boca, levanta la mano derecha, enséname los dientes, etc. Pasando por no obedecer o que solo retire la parte del cuerpo estimulada con dolor o que no tenga ningún tipo de movimiento.

La calificación más alta es de 15 y la menor de 3, que es cuando está totalmente inconsciente (coma profundo) y obviamente, es muy grave. No se requiere ser médico entrenado para evaluar algo tan sencillo y si puede determinas qué tan rápido debe trasladarse a un hospital. Siempre es conveniente que cuando sobrevengan golpes en la cabeza más o menos aparatosos ( es decir que no sean solo un “coscorrón” o un pequeño golpe en una repisa), que sean valorados en el hospital para que el médico decida la conveniencia de efectuar estudios complementarios y el tiempo de observación para cada caso.

Hoy ocasiones que un golpe de baja velocidad, pero de alto impacto, como caerse de una patineta sobe el cordón de la banqueta, que el paciente puede levantarse aparentemente en buenas condiciones, pero al cabo de unas horas puede desarrollar un coagulo intracraneal que requiere atención inmediata. Otro problema frecuente es cuando el paciente está en estado de ebriedad y se confunde la exploración, por lo que debemos esperar varias horas para reexplorarlo y poder determinar las consecuencias de su accidente. Por lo pronto, la calificación de la Escala de Glasgow en el sitio del accidente y la tranquilidad que tenga la familia para efectuar está fácil evaluación, se puede repetir cada 30 o 60 minutos, si es que se encuentra en un lugar alejando a zona de hospitales.

Queremos conocer su opinion.

Calendario de actividades.