Incontinencia Urinaria

Dr. Alberto Ayala

Medico Familiar
2017-03-06

La incontinencia urinaria ocupa un lugar preponderante en mujeres.

Llamamos a este problema de salud a la perdida involuntaria de orina de manera objetiva. Existe un gran problema médico que irrumpe el confor social de la mujer y este es la incontinencia urinaria. Imaginemos la situación: Una mujer de 48 años, se encuentra en una reunión social, con personas justo a su lado, platicando, comiento, bebiendo (no necesariamente alcohol) y de repente, dicha mujer se da cuenta que tiene deseo de miccionar y el baño está ocupado, sigue la reunión y platica y las risas, y sin pensarlo, mucho menos sentirlo ¡una salida involuntaria de orina! La mujer imagina que todo mundo se dio cuenta, deja la comodidad por la angustia. Lo único que quiere es irse de inmediato de ese lugar y correr a bañarse. Cuantas posibilidades existen que ocurra esto, demasiadas.

Existen varios tipos: 1.- INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO (GENUINA): Es aquella en la que la persona presenta perdida objetiva de orina al estornudar, toser, reírse o simplemente levantarse; se debe principalmente a alteraciones en el piso pélvico, ocasionadas por partos, aplicaciones de fórceps, aumento de la presión intraabdominal como el estreñimiento, cirugías vaginales o simplemente el embarazo. 2.-INCONTINENCIA DE URGENCIA: Es cuando la paciente presenta un deseo imperioso de acudir al baño a cada momento, pudiese tratarse por problemas infecciosos o alteraciones del músculo detrusor. 3.-INCONTINENCIA MIXTA: Es la que se puede presentar más de una condición de las anteriores. 4.- POR REBOSAMIENTO: En la que la paciente presenta perdida de orina por sobrepasar la carga vesical, y en donde se vence la resistencia de la uretra. 5.-POR DERIVACION: Es decir, aquellas pacientes que presentan fistulas, lesiones. 6.-POR ALTERACIONES CONGENITAS.

Lo bueno es que la incontinencia urinaria tiene solución. Por supuesto, no todas las mujeres que han tenido partos o embarazos la padecen, cada situación es muy particular. Debo de señalar que las medidas higiénico dietéticas son fundamentales como tener una buena digestión, evitar estreñimiento, evitar el sobrepeso y la obesidad, tomar abundantes líquidos, hacer ejercicio. El diagnostico se hace en consultorio de manera sencilla, y se debe de valorar el ángulo de la uretra y la probable distopia genital (prolapso de vejiga, útero y recto). En ocasiones se requieren de estudios más sofisticados, pero es raro. El tratamiento consiste en alternativas médicas y quirúrgicas, en cuanto a los medicamentos, se han utilizado fármacos que evitan la contracción involuntaria de la vejiga con tolterodina, incluso antidepresivos triclitos como la imipramina. Con buenos resultados. Lo anterior, aunado a realizar una serie de contracciones voluntarias del piso pélvico para fortalecerlo.

Cuando la incontinencia no responde a medicamentos, entonces acudimos a la cirugía con varias técnicas quirúrgicas que ayudan al sostén de la uretra o a la vejiga. Para poder disminuir los riesgos y disminuir las posibilidades de presentar incontinencia urinaria, es importante acudir a tiempo a revisión, y así descartar la posibilidad de que se trate solo de una infección de vías urinarias. Puede ser tan sencillo como eso. La mujer puede tener una calidad de vida excepcional si elimina situaciones incomodas, y esta es una de las que impiden su convivencia social.

Queremos conocer su opinion.

Calendario de actividades.